El aceite de Pepita de Uva se extrae de la fruta de la Vitis Vinifera, que es la uva. Se dice que esta planta es una de las primeras cultivadas por los seres humanos. Segú historiadores, es originaria del mar Caspio; es un lago de agua salobre que se extiende entre Europa y Asia. Después, se extendió por otros continentes.

HOW IS IT OBTAINED?

El proceso de extracción del aceite se puede hacer mediante 2 métodos: Uno es un proceso químico; y el otro mediante el prensado en frio. A través de este método se obtiene un aceite con un valor nutricional elevado y un sabor potenciado.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE PEPITA DE UVA

El aceite de Pepita de Uva contiene vitamina E, proantocianidina, resveratrol, bioflavonoides, Omega 6 y Omega 3. Estas 2 últimas no son sintetizados por el organismo, por lo que es necesario introducirlo en nuestras dietas. Además, cuenta con polifenoles con efecto antioxidante, fitoesteroles, tocoferol, carotenoides y muchos otros fitoquímicos más que se asocian a un efecto antiinflamatorio en el organismo.

Hoy en día, los principales usos de este aceite son cosméticos y alimenticios, pero la uva y sus hojas y ramas han sido utilizados desde la antigüedad con fines medicinales, debido a sus propiedades.

Este aceite, trae a nuestro organismo diferentes beneficios:

  • Reducción del estrés oxidativo ocasionado por ejercicio intenso.
  • Reduce la proliferación de células cancerosas.
  • Ayuda de forma eficaz a depurar la sangre de exceso de medicamentos y agentes agresores que la enferman y la contaminan.
  • Promueve el buen funcionamiento cardiovascular y prevenir patologías asociadas.
  • Previene la aterosclerosis
  • Detiene el desarrollo de las cataratas.
  • Previene de enfermedades pulmonares y ayuda en casos de enfisema pulmonar.
  • Refuerza defensas.

Se puede utilizar tanto para cocinar (debido a su elevado punto de humeo, esto quiere decir que sus propiedades no se ven modificadas a altas temperaturas); o incluso para aderezar nuestros platos.